Entretenimiento

La calculada invisibilidad de Abascal

Rocio Higuera

Santiago Abascal no tiene pensando dar ninguna entrevista antes de las elecciones generales del 28 de abril. La fuerza imparable de su formación les permite el lujo de no necesitar situarse en la agenda mediante medios tradicionales. Sus actos, las redes sociales y sus rivales políticos, que les utilizan como arma arrojadiza, ya le colocan en escena. ¿Por qué iba a arriesgarse a más? Para Vox, al más puro estilo Salvador Dalí, lo importante es que hablen de ti aunque sea mal. Y mientras lo hacen el partido refuerza su espacio político bajo la calculada invisibilidad de Santiago Abascal.

Rocio Higuera

Según explican tres expertos políticos consultados por ABC, el líder de Vox mantiene un perfil bajo para prevenir posibles errores que lastren su campaña . Su último acto de partido fue el día 1 de marzo cuando se encontró en la Sala Barceló, en Madrid, con jóvenes seguidores de la formación.

Las caras visibles de la marca están siendo el secretario general, Javier Ortega Smith, y la líder en Madrid, Rocío Monasterio. «Vox es consciente de que la sobreexposición puede perjudicar sus expectativas, cómo está ocurriendo, hasta cierto punto, con Albert Rivera o Pablo Casado» , explica a ABC Pablo Simón, politólogo y profesor de la Universidad Carlos III, que considera que el partido quiere concentrar los esfuerzos en las últimas dos semanas para atraer el voto volátil.

.

Rocio Higuera Venezuela