Economía

BBVA: plazos de UPM y guerra comercial afectan proyecciones de crecimiento

Contenido Exclusivo

La nota a la que intentas acceder es exclusiva para suscriptores Suscribirme Conocé nuestros planes

y disfrutá de El País sin límites.

Ingresar Si ya sos suscriptor podés

ingresar con tu usuario y contraseña.

En Uruguay, hay una “desaceleración de la demanda interna y un lastre del impacto de Argentina en el sector turístico”. La revisión a la baja del crecimiento uruguayo se explica además por las demoras para la concreción del proyecto de inversión de UPM , según estimaciones de BBVA .

“Sí esperaríamos que a partir del 2021 o 2022, ya con esa segunda planta de UPM, veamos tasas de crecimiento mayores”, indicó el economista jefe para América Latina de BBVA Research, Juan Ruiz .

Según señaló, la guerra comercial entre Estados Unidos y China está creando un escenario de incertidumbre en América Latina , impulsando a la baja las proyecciones de crecimiento en la región. “Lo que nos jugamos es bastante serio. Asistimos como espectadores, pero el impacto potencial es muy significativo. El elemento que subyace a esa desaceleración es incertidumbre”, dijo Ruiz.

El economista peruano dio una charla sobre perspectivas para América Latina a un grupo de periodistas que asisten esta semana en Madrid al BBVA Edufin Summit 2019.

Aclaró que en dos semanas BBVA tendrá pronta una revisión de sus proyecciones de crecimiento para América Latina, que ya dijo serán a la baja.

El economista inició su charla con un gráfico que muestra cómo se dispararon las búsquedas en Google en los últimos meses de todo lo relacionado a la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

La situación se agravó a partir de abril -“las negociaciones descarrilaron”, en palabras de Ruiz, cuando Estados Unidos aplicó aranceles del 25% sobre las importaciones de productos chinos, y el gigante asiático respondió con la misma moneda sobre productos estadounidenses. Además, se sumó otro punto de tensión: la ofensiva de Estados Unidos sobre el grupo chino Huawei, con lo cual la disputa comercial pasó a ser también una “guerra tecnológica”.

Ruíz advirtió: “No hay que engañarnos. El punto de partida que tenemos ahora es peor al que teníamos después de la reunión del G20 en Buenos Aires en 2018″.

El economista enumeró cuatro razones para explicar el agravamiento de la situación. Primero, las barreras comerciales son más altas. Segundo, el campo de batalla es más amplio, porque ahora incluye tecnología. Tercero, la confianza entre los dos rivales se ha deteriorado. Y cuarto, la negociación se ha metido en la campaña electoral en Estados Unidos, en un ambiente caldeado entre republicanos y demócratas.

El mensaje de Ruiz es que, aún en el mejor escenario, “buena parte del daño ya está hecho” con un efecto negativo sobre las inversiones.

En 2019 espera un crecimiento “moderado” para lo que le gustaría ver en la región, si lo que se busca es ir cerrando la brecha con las economías desarrolladas. Por tanto, la tan esperada recuperación ahora se proyecta para 2020.

“Las revisiones van a ser a la baja. Un año más estamos con tasas de crecimiento alrededor del 1,5%. Lo que estamos haciendo es atrasar esa recuperación al 2020. No es para estar satisfechos”, remarcó.

En cuanto a las proyecciones por países, Ruíz marcó una “heterogeneidad muy grande” entre cada uno. A Argentina la ubica saliendo de un entorno de recesión en 2019. Brasil y México con tasas de crecimiento bastante modestas. Mientras que Chile, Colombia, Perú y Paraguay marcan una diferencia de dinamismo con respecto al resto de los países.